Navarra sostenible, la que hace algún tiempo fue reino de reyes, ahora es reino de naturaleza,  vida, de bienestar, de respeto y responsabilidad.

Entre el Pirineo francés y la noble Aragón se mece la cuna de la Comunidad Foral Navarra. Verde y montañosa,  a las orillas del origen del Camino de Santiago Francés.

Una de las zonas de mayor peregrinaje y turismo de nuestro país. La diversidad de gentes llegadas de todo el mundo, han enseñado a visitantes y oriundos que la única forma de conservar el regalo que la historia y la naturaleza han hecho a este lugar es el respeto.

La responsabilidad con uno mismo y con el entorno que le rodea, lo que se conoce como el turismo sostenible, propiciado por un viajero amante de viajar y una Comunidad Autónoma  que se conserva al amparo de la nobleza de sus gentes, carácter que la educación ha forjado y que premia a esta tierra con historia, arte, arquitectura y gastronomía entre otras riquezas.

El respeto por la arquitectura y el  ser epicentro de las passivhaus de nuestro país le ha permitido abrir Traininghaus, un centro pionero en España para la formación del sector de la construcción en la edificación de consumo casi nulo-pasivo (ECCN).  Arquitectura sostenible, construcción responsable, ahorro energético, reciclaje y valor social propio.

navarra sostenible

La Comunidad Foral, esta Navarra sostenible, está llena de lugares para visitar y patrimonio por recorrer, desde la selva de Irati un entorno natural rico de matices entre el norte de Navarra y los pirineos más atlánticos, perfecta por sus tonalidades para caminar en otoño o primavera.

Arte gótico con la colegiata de Roncesvalles, el mejor estilo gótico de la comunidad foral. Viajar a otros siglos visitando el pueblo de Olite con su Castillo Real de o caminar por el Parque de las Bardenas Reales.

Economía de mercado y gastronomía local completan los atributos que hacen rica a Navarra.

Probablemente con una de las huertas más sabrosas del país y con mucha herencia de tierra vasca en eso de las labores culinarias es imposible visitar Navarra sostenible sin sucumbir a “llenar el buche”.

Desde los platos más tradicionales cocinados en las peñas en días festivos y no tan festivos, hasta la cocina de vanguardia de los mejores restaurantes de la capital navarra todo con un ingrediente en común, producto de primera calidad y de cercanía.

navarra sostenible

Si todavía no conoces esta zona del norte del país te invitamos a hacerlo a través de nuestros hoteles ecológicos y sostenibles.

El Aire de Bardenas situado en el parque natural de las Bardenas Reales, en un entorno inigualable y con la posibilidad de dormir arropado por las estrellas.

Si lo que a ti te gusta es volver al pasado entonces tu alojamiento es Heredad Beragu, un hotel ecológico en la localidad de Gallipienzo rodeado de parajes naturales, viñedos y mucho románico.

Arantza Hotela es lugar de peregrinaje para los amantes del buen vivir, un lugar que antaño fue refugio de pastores y ahora descanso del alma.

Y como no podía ser de otra manera en la Comunidad referente de las Passivhaus, Passive Etxea, dos casas pasivas independientes y comunicadas por un patio interior en el pueblo de Ibero, a espaldas del Pirineo.

Ahora ya tenemos claro la razón de por qué la Comunidad Navarra está en el Camino, por ser peregrina de responsabilidad, ecologismo y sostenibilidad de un turismo que muy pronto será la única forma de viajar. ¡Bienvenidos a Navarra sostenible pues!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *