Precio desde

CAEaCLAVELES

Nuestra naturaleza siempre viva

Mar y montaña bailan al compás. CaeaClaveles podría ser un árbol, una colina o el césped del valle, que se mueve con el vaivén de la galerna durante el invierno. Invierno tosco, pero lleno de encanto en la costa oriental asturiana, en la sierra de Cuera.

Tan integrado en el entorno que podríamos decir que este hotel ecológico y sostenible es fruto de la naturaleza suave, rica en vegetación, verde y amable. Acariciada por las bondades de un clima templado, que roza con cariño, raras veces golpea. Sabio de humedad que le confiere una riqueza paisajística autóctona propia y con un aspecto especial en cualquier época del año, ideal para un turismo sostenible, un turismo responsable.

Con una orientación óptima que bebe de los recursos de la zona y regala al visitante unas vistas hacia la montaña y al frondoso bosque lleno de sueños vegetales.  Robles, hayas, fresnos y mucho helecho entre los que habitan duendes, gnomos y un sinfín de personajes fantásticos sobre los que se escribe esta historia, la historia de CaeaClaveles.

CUERPO CAEaCLAVELES

La naturaleza y el medioambiente han dado vida a este cuerpo. Un hotel sostenible construido en una sola planta, de volumen orgánico y trayectoria curvilínea, dibujada a trazos cortos por la vegetación del entorno. Una síntesis entre la delicadeza y la fuerza.

Un contraste de materiales naturales perfectamente engranados por una vegetación muy viva. Arquitectura sostenible definida por un hormigón fuerte que sustenta la cubierta. Vidrio trabajado para los cierres y carácter rotundo en la piedra de los muros de carga, que envuelven el cuerpo, dándole fortaleza y aspecto robusto y noble a la edificación.

Cinco habitaciones tejidas a base de materiales orgánicos y completamente naturales, con acceso directo a los jardines. Desde el sillón mientras lees puedes sentir como la lluvia cae sin mojarte. Escuchar los pájaros huyendo de la tormenta que se avecina cuando las nubes choquen con la montaña que nos protege, o ver como los niños se retozan sobre el verde césped.

Un hotel ecológico en equilibrio con la naturaleza y con el alma de Emma que es la raíz de este frondoso árbol que crece al abrigo del viento ábrego, del viento de las castañas.

ALMA CAEaCLAVELES

El alma de este cuerpo tiene nombre de mujer, Emma. Llegó al lugar y fascinada quiso convertirse en un duende más del bosque. En silencio, sin pisar demasiado y buscando la mejor forma de convivir en el lugar como una más.

Con espíritu tranquilo y una economía totalmente colaborativa basada en el esfuerzo, el trabajo y en ocasiones el intercambio y la colaboración entre vecinos, compañeros y la misma naturaleza que siempre se muestra generosa ante el respeto de los visitantes.

Un control en el consumo energético con el fin de no gastar más allá de lo que nuestro cuerpo necesita, adaptándonos a las necesidades y tratando de lograr un ahorro energético.

Un huerto ecológico propio con productos siempre de temporada y cuidados de manera especial con el mimo de la humedad norteña. Sobre el pan crujiente un trozo de queso elaborado con la leche de las mejores vacas astures alimentadas de pastos propios.

Un alma libre y pura. Sana y en equilibrio que invita a recorrer las maravillosas playas de la costa norte asturiana, la costa verde. A hacer rutas de senderismo visitando los pequeños pueblos de la zona o incluso a practicar deportes como el surf donde el mar es el trono y tú el rey.

PRÁCTICAS SOSTENIBLES

Habitaciones

SERVICIOS E INSTALACIONES

WIFI gratuito
Parking gratuito
Desayuno continental
Zonas ajardinadas
Lavandería
Alquiler de bicis

DEBES SABER…

Check in: de 16:00 a 22:30

Check out: de 08:00 a 12:00

Total habitaciones: 5

Posibilidad de cama supletoria bajo petición

Posibilidad de cuna bajo petición

Pueden alojarse niños mayores de 9 años

Mascotas no permitidas

Acepta: VISA / Mastercard / Maestro

Ver condiciones de reserva y política de cancelación