Olía a hierba recién cortada. La habían recogido en grandes cestos para llevar a la vaquería.

El sabor de aquel queso era intenso. Una mezcla de leche de oveja y cabra muy bien curado. Colocó el queso sobre una rebanada de pan de harina de trigo y por encima le puso una cucharada de mermelada de vino tinto. De esa mermelada que hacía Jimena, la hija del cartero, para vender a sus más allegados. La mezcla de aromas todavía puedo sentirla.

A pesar de que el invierno había estirado su estancia, robando días a la primavera, en la casa no hacía frío. Se podía caminar descalzo por la habitación. Fuera, el viento movía las primeras flores de los melocotoneros que se mezclaban con los últimos copos de marzo. Dentro la sensación era de hogar. De calor. De vida. De naturaleza.

Por la mañana el gallo siempre se quedaba traspuesto, era tal la intensidad del silencio que ni él se daba cuenta del nuevo día que comenzaba. Por las tardes, la cocina era de la señora cafetera y sus amigas las galletas de nata y mantequilla. Fuera, las golondrinas conversaban con las garzas que llegadas de más al sur, venían con calma, con un ritmo mucho más pausado.

Esto es Origorooms, la experiencia de sentirse uno más del ecosistema al que pertenecemos. Es un árbol, con unas raíces. Un tronco con unas frondosas ramas y unos ricos frutos. Origorooms nace, crece, se alimenta y se reproduce con espacios naturales que habitan el ecosistema único que se sujeta en la filosofía de la ecología y la sostenibilidad.

En Origorooms hablamos de cuerpo y de alma, que conforman un ente único. El cuerpo constituido por los espacios, estructuras, materiales y formas. El alma que es una actitud, un comportamiento, una respuesta al ser humano que se puede comprobar en las maneras, en las acciones.

El alma también sois vosotros que contribuiréis con vuestra presencia y estancia al cuidado y mimo de este gran árbol, al que nosotros damos vida, y vosotros la existencia.

¡Bienvenid@s a Origorooms!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *