Origorooms es la experiencia de sentirse uno más del ecosistema al que pertenecemos. Es un árbol, con unas raíces. Un tronco con unas frondosas ramas y unos ricos frutos. Origorooms nace, crece, se alimenta y se reproduce con espacios naturales que habitan el ecosistema único que se sujeta en la filosofía de la ecología, la sostenibilidad y el reciclaje.

Una semilla que se planta con el fin de que brote como una marca sostenible, para transformarse después de mucho riego y cuidados en un referente en valores, como la responsabilidad medioambiental y social, la ética y la colaboración como forma de desarrollo.

Crecemos alimentándonos de las experiencias propias y de las experiencias de otras empresas del sector, que al igual que nosotros buscan potenciar el turismo sostenible, consolidarse en el mercado como producto responsable con el medioambiente y crear concienciación con la naturaleza de la que nosotros también formamos parte.

Por todo ello todos nuestros hoteles son sostenibles, cuidan cada uno de los detalles, conviven en la naturaleza y comparten nuestra filosofía que es también la vuestra en el momento que nos elegís para vivir la experiencia de sentirte uno más dentro del ecosistema al que perteneces.

En Origorooms hablamos de cuerpo y de alma, que conforman un ente único. El cuerpo constituido por los espacios, estructuras, materiales y formas. Arquitectura y el diseño que tratan de respetar todas y cada una de las normativas Europeas, adaptando gracias a la mano del hombre, el soporte al entorno, el cuerpo al ecosistema ya existente. Materiales puros, esencia de una naturaleza que se resiste al cambio: madera, piedra, barro, algodón, lanas, pizarras, cerámica…Todo en origen imprimiendo carácter a un alma propia, a una alma auténtica.

Un alma que es una actitud, un comportamiento, una respuesta al ser humano y que se puede comprobar en las maneras y en las formas. Formas de conseguir calor, formas lograr alimentarse, formas de alcanzar disfrute, placer, en definitiva, un alma que es la que aporta el movimiento, el sentimiento, la esencia a ese cuerpo, a ese árbol.

El alma de Origorooms también seréis vosotros que contribuiréis con vuestra presencia y estancia al cuidado y mimo de este gran árbol, al que nosotros damos vida, y vosotros la existencia.

¡Bienvid@s a OrigoRooms!

¿POR QUÉ NUESTROS HOTELES SON ORIGOROOMS?

Sostenibilidad: en ecología y economía, es aquello que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar graves daños al medioambiente.

Desarrollo sostenible: búsqueda del equilibrio entre el progreso económico, social y medioambiental.

Sobre estas dos definiciones Origorooms cimienta la búsqueda de todos aquellos alojamientos turísticos con los que establecer alianzas a largo plazo.

Los hoteles sostenibles seleccionados por Origorooms, reúnen cinco características:

  1. Son turismo sostenible: por la búsqueda de ese equilibrio desde su cuerpo (el edificio) hasta su alma (la gestión) focalizado en la sosteniblidad.
  2. Son arquitectura de bajo impacto: no hay alma sin cuerpo; un cuerpo que tiene que ser sostenible, integrador y respetuoso con la naturaleza con la que interactúa. No estamos hablando sólo de nuevas construcciones, hablamos también de rehabilitaciones; en definitiva, hablamos de edificios, de ecohoteles, que cuidan y minimizan su impacto en la naturaleza.
  3. Son responsables medioambientalmente: no hay cuerpo sin alma; un alma basada en una idea y su gestión; la búsqueda de la sostenibilidad.
  4. Son responsables socialmente: se basan en el principio de la economía colaborativa, entendiendo Origorooms ésta, como el uso de los recursos más cercanos para potenciar la actividad local y generar progreso y prosperidad.
  5. Son sensibles a la diversidad: el mundo está formado por diferentes razas, sexos, especies… Ser sostenibles es una responsabilidad global y eso pasa por entender que la tierra es un préstamo y no una propiedad.

Ahora bien… Teniendo claro lo que son, tenemos que preguntarnos… ¿Cómo funcionan estos alojamientos?

La respuesta es simple, todo parte de una idea que se plasma en un modelo de negocio basado en la responsabilidad medioambiental y que se estructura alrededor de dos ejes:

  1. Arquitectura (cuerpo): entendemos por arquitectura tanto el diseño como la construcción (elementos pasivos) como el uso eficiente de los recursos energéticos (elementos activos). Estamos hablando tanto de la relación del edificio con su entorno (orientación, elección de materiales, procesos constructivos, aberturas, desarrollo de su vida útil…) como de la búsqueda de soluciones sostenibles activas (energías limpias, control de consumos, reutilización de aguas residuales…).
  1. Gestión (alma): todo cuerpo tiene que estar gestionado por un alma. Un alma sostenible que se puede subdividir en:

A. Medioambiental: entendemos como tal, todas aquellas buenas praxis focalizadas a ser responsables medioambientalmente, reduciendo el impacto sobre el entorno o bien devolviéndole aquello que le hemos cogido prestado.

B. Social: recordemos que es la búsqueda de un equilibrio, el generar riqueza social condicionada a una responsabilidad medioambiental que produzca un retorno positivo en el entorno más cercano.

Cabe destacar la relación que se establece entre el cuerpo y el alma, ya que si bien muchas veces no se puede alterar el cuerpo; el alma puede llegar a tomar medidas que actúan sobre él y hacer así más sostenible a éste.

Origorooms es cuerpo y es alma, cuerpo formado por hoteles sostenibles y alma formada por todos nosotros.

¡Bienvenid@s a Origorooms!

¿POR QUÉ ORIGOROOMS?

Y si dejásemos por un momento todas las descripciones emocionales de nuestra marca como la primera que hemos podido leer en esta misma página e intentásemos ser racionales… La explicación de por qué Origorooms sería algo así:

Origorooms nace con la idea de ser una empresa sostenible, una empresa donde la rentabilidad económica no esté reñida con la responsabilidad social y medioambiental.

Buscamos ser referentes en un nuevo modelo de turismo sostenible a través de una marca que se asocie con alojamientos turísticos que se identifiquen y compartan nuestros valores:

La autenticidad: ética e integridad.

La responsabilidad: tanto social como medioambiental.

El conocimiento: aprehensión del entorno y sus necesidades.

La colaboración: desarrollo.

Sólo así, seremos capaces de alcanzar nuestros objetivos, pero para ello, necesitamos crear una comunidad. Una comunidad formada por hoteles sostenibles y personas; personas que busquen y valoren el turismo sostenible y que el desarrollo sostenible o lo que es lo mismo, el respeto al medioambiente, forme parte de su vida.

Llegados a este punto y simplificando, Origorooms crece:

  1. Potenciando el turismo sostenible.
  2. Consolidando productos responsables medioambientalmente.
  3. Apoyándose en colaboradores que potencian el desarrollo sostenible.
  4. Creando una comunidad de viajeros responsables.
  5. Desarrollando políticas activas: la primera de ellas, participar en el proyecto 100 empresas por los bosques de WWF España, con la reforestación de media hectárea en el Parque Nacional de Doñana.

Sencillamente,

¡Bienvenid@s a Origorooms!